Santa Elena, cuyo origen se remonta a un monasterio que ya existía en el siglo XI, es la población más pequeña (118 habitantes) y ejerce de capital administrativa por su centralidad. Aquí se ubica el edificio del Ayuntamiento desde finales del siglo XIX. Si importante fue la agricultura en el pasado hoy también está en línea descendente por la despoblación. La iglesia, dedicada a su patrona, Santa Elena, conserva algunas esculturas y un retablo del siglo XVIII de gran valor.

Santa Elena de Jamuz constituye uno de los pasos del camino de la Vía de La Plata y su mayor atractivo reside en la conservación de los sistemas de riego tradicional : los cigüeñales y las norias; como ejemplos históricos de la extracción de agua de los pozos. Los mismos se pueden visualizar visitando el parque de los sistemas de riego tradicional "Vía de la Plata"