Vía de La Plata
AYTO. SANTA ELENA DE JAMUZ
Castillo de Los Quiñones

La Vía de la Plata es, junto con el Camino de Santiago, uno de los itinerarios más importantes de la Península Ibérica, un recorrido cargado de historia que el hombre utiliza desde tiempo remotos. El trazado principal enlaza Eremita Augusta (Mérida) y Asturica Augusta (Astorga) y de hecho fue denominada “Iter Ab Eremita Asturicam”, siendo conocida actualmente como “Vía de la Plata”, aunque esta denominación no tenga nada que ver con el preciado metal, sino más bien con la significación de “camino empedrado”.

El itinerario de la Vía de la Plata, en su transcurrir por el término Municipal de Santa Elena de Jamuz, atraviesa las pedanías de Villanueva de Jamuz y Santa Elena de Jamuz.

Villanueva de Jamuz: Antigua capital de Valdejamuz, se llamó antes Villanueva de Don Gutierre y luego Villanueva de Don Simón Sánchez para mantener el actual desde el siglo XIV. Es el pueblo más ganadero y agrícola de los tres que conforman el Municipio, por la amplia vega que aquí se abre también al río Órbigo, del que toma sus aguas por medio del Cauce de los Cuatro Concejos que riega sus tierras.

Conserva como recuerdo señorial el Castillo de los Quiñones del siglo XV, con lienzos almenados y una bella torre del homenaje de 33 metros de altura, donde vivió el famoso caballero Don Suero de Quiñones, quien protagonizó las famosas justas del Paso Honroso en Hospital de Órbigo.

 Otro elemento patrimonial a destacar es la iglesia parroquial de San Cipriano, que conserva como joyas artísticas la imagen de la Virgen del Siglo XIV y el retablo de arte clásico del XVI.. En las fiestas patronales dedicadas a San Cipriano (mes de septiembre) se dedica una jornada a la exaltación de la Vía de la Plata con concentración de Pendones.

Santa Elena de Jamuz: Antiguamente fue un centro destacado en la fabricación de teja y ladrillo. En la actualidad se ubican las oficinas del Ayuntamiento. En el pueblo se conservan los sistemas de riego tradicionales “Los cigüeñales y las norias”, artilugios utilizados para la extracción del agua de los pozos, que se pueden apreciar, junto con otros (polea, bomba manual, motor piva…) en el “Parque de los sistemas de riego tradicional Vía de la Plata”.

También es visitable, a modo de referencia, una de las bodegas tradicionales que existen en el pueblo  “Los Tejares”, donde se puede conocer las típicas construcciones subterráneas de la zona y los elementos que configuraban la misma.

Por último, junto a la carretera, a la salida del pueblo, se encuentra el parque del peregrino, una zona habilitada de descanso para todas aquellas personas que transitan la ruta.

Vía de La Plata
Parque de Sistemas de Riego
Retablo Iglesia de San Cipriano